Una madre sigue buscando a su hija que desapareció hace 30 años en Ituzaingó

Después de trabajar, Mercedes regresó a su casa pero allí sólo estaban dos de sus tres hijos

“Quiero verla otra vez o al menos escuchar su voz”, expresó Mercedes Britez, la mamá de Francisca que a sus 13 años desapareció de Ituzaingó. Aunque en aquella oportunidad no le tomaron la denuncia, en su bicicleta comenzó a recorrer la ciudad en búsqueda de algún dato que le permitiera saber dónde estaba su hija. Lo único que logró obtener fue una versión endeble de un hombre que dijo que juntos se fueron a Coratei (Paraguay), pero como allí él sufrió una feroz golpiza, tuvo que retornar a suelo correntino y ella huyó con rumbo desconocido. Hace 10 días, la noticia de la desaparición de ese poblador que luego fue hallado sin vida, reactivó la búsqueda de la ituzaingueña que ahora tendría 43 años. “Estaba escuchando la radio (FM 98.5) y una pariente del hombre que supuestamente se llevó a mi hija pedía ayuda para poder buscarlo, porque estaba desaparecido. Sólo habían encontrado su canoa en el río”, recordó Mercedes. En paralelo, vio una foto de él en el portal Ituzaingó Noticias. Y allí no tuvo dudas de que se trataba de la misma persona con la que ella habló décadas atrás sobre su hija. Días después, la Prefectura lo encontró sin vida. Su deceso reactivó una búsqueda que, en realidad, nunca se detuvo, pero que hasta ahora no derivó en ninguna respuesta.

Inicio

Ante la consulta sobre qué sucedió la última vez que vio a su hija, Mercedes contó a El Litoral que en aquella época ella era moza en el hotel Yacyretá. Al mediodía retornó a su casa en el barrio San Jorge y “Francisca estaba hablando con un muchacho, le dije que no debía hacerlo cuando no estaba. Y después volví a trabajar. Pero cuando llegué a la tarde estaban sólo sus dos hermanos”, rememoró. Ellos le manifestaron que la adolescente podría estar en la casa de una familia conocida, que vivía a pocos metros de su hogar. Sin embargo, Mercedes fue hasta allí y le dijeron que no la habían visto. A partir de ese momento, la preocupación por el paradero de su hija creció. Y tanto ella como su marido intentaron obtener datos consultando con los pobladores de la zona. Inclusive, Mercedes afirmó que “fui a la comisaría, pero no me tomaron la denuncia. El comisario me preguntó con quién se fue”. Transcurrieron las jornadas y “con mi bicicleta recorría por todos lados, pero no la encontraba”, indicó la madre de quien nació el 4 de junio de 1977 y desapareció de su terreno, hace tres décadas. “Como a los 15 o 20 días me encontré en el kiosco con el hombre que me habían dicho que la llevó. Le pregunté ‘¿qué hiciste con mi hija?’. Y me contestó que supuestamente primero la dejó en la casa de su hermano y después en una canoa se fue con ella hasta Coratei. Pero como él y sus hermanos ya habían tenido problemas en ese lugar, supuestamente cuando llegó lo golpearon y lo corrieron. Y de acuerdo a sus dichos, Francisca se asustó y corrió. Dijo que después él tuvo que volver para Ituzaingó y no supo más nada de ella”, relató Mercedes en diálogo con El Litoral. Tras lo cual acotó que “me pareció raro todo, porque Francisca no hablaba con él y también que supuestamente ella salió corriendo y no la pudo ubicar más”.

Bicicleta y Facebook

Mercedes no creyó en aquella versión y siguió golpeando puertas en búsqueda de datos. “Andaba por todos lados con mi bicicleta. La buscaba yo y también su papá. Hasta una compañera de trabajo que era de Coratei, cuando fue para allá también hizo una recorrida. Y me dijo que la vio en una casa, pero que cuando le preguntó a la mujer que salió a atenderla, le contestó que ahí no vivía ninguna Francisca”, señaló. Aunque pasó el tiempo sin tener datos de ella, “nunca la olvidé”, sostuvo Mercedes quien siete veces dio a luz. Después, “a través del Facebook mi nieta comenzó a buscarla. Le mandaba solicitud a las personas que tenían el mismo nombre que mi hija, Francisca Higinia Maidana”, contó. A su vez, añadió que “por ejemplo una chica de Resistencia (Chaco) le contestó, pero le aclaró que no era a quien estaba buscando”. Y días atrás, una prima de Francisca publicó nuevamente en las redes sociales que están buscando a quien está desaparecida hace 30 años. Búsqueda de la que también se hizo eco el portal Ituzaingó Noticias. “Y una mujer que trabaja allá (Coratei) me pidió una copia de la partida de nacimiento de mi hija para tratar de averiguar si aparece algo en el Registro de Ayolas porque, por ejemplo, si tuvo hijos, los tendría que haber anotado ahí”, afirmó Mercedes, quien acotó: “Lamentablemente antes no se sacaban tantas fotos y no tengo una de ella”. La única imagen que existe de la ituzaingueña que desapareció hace tres décadas y que ahora tendría 43 años, “es de cuando ella era muy chica y estaba junto con familiares”, sostuvo. Pero aunque no tenga una foto de ella, “todos los días está presente. Nunca la olvidé. Si alguien sabe algo por favor que nos avise. Necesito al menos escuchar su voz”, subrayó Mercedes, quien hace 30 años espera volver a ver a su hija, Francisca Higinia.